Blog Post

CÓLICOS DEL LACTANTE

Hola! En este post voy a hablaros de los cólicos del lactante que creo puede ser interesante para much@s de vosotr@s.

Como os comenté en el post anterior, mi primer hijo tuvo enfermedad por reflujo y no paraba de llorar por lo que cuando me quedé embarazada del segundo pensé…ahora si toca un “ niño trampa”!! Pues no, tampoco fue así…mi hija que ahora tiene tres meses y medio empezó con cólicos a la semana de nacer aunque lo habitual es que empiecen a partir de la segunda-tercera semana de vida. Poco se sabe sobre su origen, se relacionan con la inmadurez del sistema digestivo e inadaptación al medio y lo que sí os puedo decir es que terminan con la paciencia del “más templado” Jijiji! Suelen aparecer sobre la tarde-noche y tienen una duración de 2 horas aproximadamente. Los niños lloran con desespero, presentan movimientos continuos de piernas e intentos de empuje. Para los padres suele ser muy frustrante porque poco pueden hacer para ayudarle. En mi caso y como bien dice la canción de Joaquín Sabina…y nos dieron las 10 y las 11, las 12 , la 1, las 2 y las 3…y también las 4 y las 5 de la madrugada!!! Imaginaros como estaba al día siguiente, AGOTADA! Los días en los que mi marido estaba de baja paternal compartíamos “los cólicos” pero cuando empezó a trabajar las noches se convirtieron en una pesadilla. Al tener otro niño de dos años no me podía permitir dormir cuando quisiera porque, aunque tengo mucha ayuda, no quería que Nachete se sintiera “abandonado” así que intentaba hacer tooooodo lo que hacía antes de que naciera Didi (Diana). En fin…qué os voy a contar! No había contorno de ojos, tapa ojeras, café, té ni nada que pudiera combatir semejante cansancio! Pues bien, os tengo que decir que compré un “kit anticólicos” y Didi mejoró mucho.

El “kit anticólicos” está compuesto de:

Método Rubio, llevé a la peque a una fisioterapeuta y osteópata para que mediante un masaje elastificara el intestino, activara el tránsito intestinal y el movimiento peristáltico y así facilitar la expulsión de heces y gases. El tratamiento se realiza en dos o tres sesiones, en la primera se trabaja de forma más superficial y la segunda de forma más profunda. Yo noté mejoría a partir de la tercera sesión.

Biberones anticólicos, yo compré los del Dr. Brown pero también hay otras marcas de biberones que tienen un sistema anticólico.

BIBERON

Lactobacillus reuteri, es un probiótico que alivia los cólicos ya que ayuda a regular la digestión, reduce el estreñimiento y el dolor abdominal. El llanto del bebé disminuye de forma considerable tras una semana de iniciar el tratamiento. Antes de utilizarlo recomiento consultarlo con el pediatra.

Blevit Digest, es una mezcla de hinojo y manzanilla que favorecen la digestión, alivian los cólicos y otras molestias digestivas ya que tienen acción carminativa (favorecen la expulsión de gases), eupéptica (favorecen la digestión) y antiespasmódica.

Blevit Digest

Bañera Tummy Tub, es una bañera anticólicos que imita la forma del útero materno proporcionando al bebé una sensanción de bienestar. Al bañar al bebé en posición fetal también le ayuda a expulsar gases.

TummyTub_Clear2

Bebí infusiones de anís para que a través de la leche (estoy dándole lactancia mixta) pudiera llegarle a la peque ya que facilita la digestión.

Et voilá…los cólicos mejoraron y en vez de que nos dieran las 5 de la madrugada nos quedamos en la 1!

Espero que esto os ayude, sino armaros de paciencia porque a los tres meses aproximadamente desaparecen como por arte de magia! Para que luego digan que la maternidad no es sacrificada…pero eso si, volvería a pasar por esto una y mil veces!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>